Estos ensayos ponen a prueba un medicamento nuevo para determinar si es seguro. En este paso, el medicamento se suministra a una pequeña cantidad de personas, quienes podrían estar saludables. Cuando los médicos del estudio están seguros de que el medicamento es seguro, el estudio puede continuar al paso II.